Guía de compra

Compra cualquier modelo de Mercedes Benz W123

Moderadores: Fcojavierr123, Tuturio, Moderador Compra-Venta, W123VLC

Guía de compra

Notapor Diethelm » Jue Ene 14, 2010 8:01 pm

Para los que busquen un W123 por primera vez, y no los conozcan demasiado, y se dejen aconsejar, ponemos aquí el enlace de una útil guía que orienta un poco de los puntos débiles así como de las distintas versiones, etc.......

http://www.mercedesw123club.com/utilida ... adecompra/

Un saludo, y suerte en la búsqueda :acute:

Mientras no funciona la web y falta de las fotos:

GUIA DE COMPRA DE UN MERCEDES W123
Delicada misión la de tener un sistema infalible para mirar un buen W123, o por lo menos, que se ajuste su precio con el estado real del coche. Desde aquí, intentaremos de todas formas, dar algunas pistas e indicios, aún a riesgo de que no se puede tomar al pie de la letra ni mucho menos, ni de haber una ciencia exacta ………….¿o si?.

EL W123, nacido en 1976, es un coche, que debido a su dureza, robustez y el respaldo de la marca de la estrella con su legendaria fama, lo hacen muy apetecible para tenerlo hoy día como un Clásico, y también para que muchos se inicien en esta apasionante afición, ya que resulta un vehículo muy agradecido, con un mantenimiento sencillo, y relativamente económico, comparado con los estándares de hoy en los coches actuales.

Otra ventaja que tienen, es que permanecen muchas unidades en uso y sus precios no son altos para su adquisición, aunque si que es verdad que en los últimos años, están escalando progresivamente, sobre todo en unidades en excelente estado. Respecto a las piezas, pues empiezan a escasear en los desguaces, aunque queda el consuelo de que las podremos conseguir en los concesionarios oficiales o algún mercado paralelo, pero eso si, a precio de Mercedes-Benz.
A destacar que empiezan haber W123 con catalogación de Vehículo Histórico (VH), proceso burocrático algo caro y bastante engorroso, pero que sin duda, revaloriza el coche considerablemente, y es que los años, juegan a favor en este aspecto.

Para desarrollar este tema, lo desglosaremos en varios apartados para facilitar su comprensión, y comenzaremos con el primer dilema, en el que será interesante conocer su variada gama (consultar los apartados de la web).


1º Cual se adapta mejor a nuestras necesidades

Para encontrar una unidad interesante, lo primero es saber que uso le daremos, ya que es un coche muy polivalente y como dijimos, permite incluso su uso diario. Según la cantidad de kilómetros que calculemos hacerle al año, puedes ser más interesantes unas u otras mecánicas, aunque siempre primará nuestros gustos, ya que no obstante, será primordialmente un “coche emocional”.


1º.1 Mecánicas
Cada mecánica tiene virtudes que se pueden adaptar mejor a nuestras preferencias y uso. En lo que muchos estamos de acuerdo es en que la más equilibrada e idónea para los W123 sean los 230 E (inyección) por su equilibrio prestaciones/consumo y mantenimiento simple. Los 280 E, también de inyección, destacan por sus altas prestaciones, aunque bastante glotón (de ahí que sea importante el uso que le daremos).
En esta mecánica, es frecuente detectar un pequeño brillo en la junta de culata, que no debe alarmarnos, aunque si demuestra que tiene sus kilómetros encima. En estas dos cilindradas citadas, también existen las alimentadas por carburador, que aunque para muchos es un aliciente, por sus peculiaridades, a otros les echa para atrás su difícil reglaje periódico para su óptima utilización. O sea, cuestión de gustos.
Tenemos luego los 200, que han sufrido un cambio de motor completamente nuevo a partir de 1980, con una potencia superior y menores consumos. Dejo para el final los 250, único motor que estrena el W123 en su presentación, pero de escasa difusión en España, ya que ha sido eclipsada por los dos motores de inyección anteriormente citados y es presentada, en las tablas de valoraciones, como la menos revalorizada.
Y como no, están los magníficos Diesel, gran parte culpables de su legendaria calidad, no en vano, no es un secreto que muchos motores han sobrepasado holgadamente el millón de km. El más apreciado, quizá sea el 300 D (5 cilindros), por sus dignas prestaciones, y sonido delicioso para los amantes del gasoil, aunque algo glotón, también, tal y como están los combustibles hoy en día (tendencia que se acentuará). Los más cotizados son de todas formas los escasísimos Turbo Diesel, que con sus 125 CV, andan con un brío sorprendente y consumos prácticamente similares. La pena es que en España hay pocas unidades con turbocompresor, y solo en carrocería Familiar, por lo que encontrar uno en buen estado, es una difícil tarea. Luego están los de origen americano con esta misma motorización (disponibles en las tres carrocerías) pero escasean todavía más. Los pocos que llegaron, están muy cotizados, y los que se encuentran al otro lado del charco, hay que adquirirlos un poco a ciegas, y subirle el transporte, más los aranceles. Por lo que salvo capricho muy fuerte, se desaconseja la compra si se busca rentabilidad. En el medio se encuentran los 240 D, muy fiables y duraderos, pero según en que situaciones, son algo perezosos. Por último, hay los 220 D (no llegan a las 60.000 unidades fabricadas) y los 200 D, que si su uso es para Clásico (paseos y concentraciones) son perfectamente válidos, con la misma calidad de construcción que sus hermanos.
Tener en cuenta, que por norma general, los motores de gasolina tienen muchos menos kilómetros, por lo que es más fácil que se encuentren en mejor estado global. No obsesionarse de todas formas con el kilometraje del cuadro, son fácilmente manipulables (a veces ni el propietario es conocedor real de los km. si no ha sido su primer dueño). Además, es más importante su cuidado y correcto mantenimiento en todos los años de uso, que la cifra que marque en el cuadro.
Conviene tener en cuenta el tema de la ITV, ya que si el coche es diesel, y es anterior al año 1980, estará exento de la prueba de humos (siendo más barato la revisión, según comunidades, y normativa vigente). Si es posterior, o gasolina, ya será una revisión normal.

1º.2 Carrocerías

Sobre las carrocerías, son 4 las disponibles de origen, siendo la más numerosa con ventaja los sedanes 4 puertas, y por tanto las más asequibles a igualdad de motorizaciones. Por el contrario, los más cotizados son los coupés, que por su estilo deportivo, es el más demandado, y los familiares, por ser algo escasos, y si es el mencionado Turbodiesel pues roza las valoraciones del coupé. En cuanto a los llamados “lang” son muy escasos en la península, además de una estética un poco discutible, pero precisamente, por ser una rareza, para muchos tiene un valor especial. Aunque para rareza tenemos los cabrios, basados en los coupés y construidos por carroceros de la época (Crayford, Bähr, los más conocidos…) y que se cuentan con los dedos de una mano los que hay en España.


1º.3 Equipamiento

Otra variable más de importancia en los W123, y en los Mercedes en general. De las tácticas de venta de las marcas alemanas en los 70 y 80, predominaban una muy buena calidad de materiales, pero muy pobres en equipamiento de serie. Ni Mercedes, con sus altos precios de base, no traían de serie elementos que otros fabricantes de coches más asequibles si incorporaban. Pero como sus potenciales clientes, eran de clase muy acomodada (sobre todo en España, que era un auténtico lujo tener un Mercedes), no escatimaban por lo general en equiparlos a su gusto, contando a veces con duplicar su precio base. En esa época, eran muy “famosas” las interminables listas de opciones de la marca, y es lo que hace, que sea prácticamente imposible encontrar dos unidades exactamente iguales.
Paleta de colores de carrocería muy variada; varios tipos de tapicería, que pueden ser, mixto, MB Tex, Velour, o cuero. Estas dos últimas, dos opciones muy caras en su momento, y por tanto valoradas hoy día. Eso si, tener especial cuidado con el Velour, ya que en caso de algún deterioro, es una tela muy difícil de encontrar. El cuero, por el contrario, tiene la ventaja, de que es más fácil reparar, o retapizar.
Hay que decir, que quizá, las opciones más valoradas en estos coches, sean el aire acondicionado o el climatizador (este más completo, pero también más delicado), así como el techo (manual o eléctrico), cambio automático y/o cambio de 5 velocidades (opción tardía en el mercado, pero muy interesante actualmente), así como el ABS. También con las nuevas normas de tráfico, resulta “casi obligatorio” los cinturones traseros, aunque son fácilmente incorporables, (si se encuentran) ya que todos traen los anclajes previstos para ello .
Hablando de “bricolaje”, se dan los casos, que muchos propietarios y aficionados a estos coches, ellos mismos los van enriqueciendo de equipamiento poco a poco, que si están hechos con gusto y piezas originales de la época, demuestra el cuidado con esmero que tuvieron estos coches con su último propietario, a la par de tener más equipamiento.

2º Puntos a revisar
Los Mercedes W123, son, en términos absolutos, coches de una grandísima calidad, en el que el fabricante puso todo su empeño en superarse a si mismo. Desde la chapa, hasta el último componente del interior, están construidos para durar muchos años. Al ser también un vehículo muy avanzado en cuanto a modo de construcción, es fácil guiarse por el “sentido común” para revisar ciertos puntos, igual que en coches mucho más modernos, casi actuales.
No obstante, después de 30 años que tienen algunas unidades, y de muchísimos kilómetros no pocos de ellos, se detectan algunos puntos débiles, que intentaremos destapar aquí, y que reflejan el uso y cuidado que pudo tener.

2º.1 Mecánica en general

Si no somos muy expertos en mecánica, tomaremos algunas medidas sencillas, que nos darán una idea básica del estado del motor. Lo primero, es echar un vistazo global al vano delantero y el motor. Observar que no tenga fugas, ni que rezuma aceite en exceso por las juntas, sea de la culata, como la bomba inyectora en los diesel, etc….

En los motores 280, como ya comentamos, si que se considera “normal” un pequeño brillo en la junta de culata, y es raro el motor en el que no se aprecie, por lo que no debiera este motivo echarnos para atrás en la posible compra. Si el motor estuviera muy limpio, o lavado recientemente, cuidado, que puede ocultar precisamente alguna fuga.
Procederemos a encender el motor. Este deberá ponerse en marcha sin titubeos, y no da buenos presagios si tarda en encender, aunque nos digan que es que lleva mucho tiempo parado o que la batería esta baja. Con el motor en marcha, este tendrá que sonar constante , y en los gasolina, muy finos. En los diesel, se admiten en frío alguna vibración, pero constantes, y tendiendo a la baja a medida que se va calentando, y observar el típico sonido diesel que no “castañee” excesivamente (síntoma de km.).
Un método muy frecuente es abrir (cerciorarse que está la temperatura del agua fría) el tapón del radiador y ver que no se formen burbujas en el líquido refrigerante. También se puede levantar unos centímetros la cala del aceite, y ver que no sople aire por ahí. Incluso el tapón del rellenado de aceite, si lo abrimos, no deberá soplar (algo de salpicaduras de aceite es normal, así que cuidado con mancharse o quemarse). Si “sopla”, por alguno de los puntos comentados, delatará falta de compresión de los cilindros o desgaste de válvulas o segmentos…… o sea, mucho kilometraje, o mal mantenimiento con el consiguiente consumo de aceite, o vida limitada. No está de más, con la cala, ver el nivel de llenado del aceite, y su color y densidad.
Es imprescindible, dar una pequeña vuelta con el coche, (asegurarse que tenga la documentación en regla, incluido el seguro) para ver si nos sentimos cómodos, o si ya conocemos el modelo, “ver y oír” que no haga extraños. Si lo conduce primero el propietario, fijarse sutilmente en su modo de conducir, aunque estos coches invitan a la conducción relajada, se pueden observar malos vicios, como abusar del embrague, frenos, o manejos extraños para ocultar algo. Cuando nos toque a nosotros conducirlo, podemos hacer las siguientes pruebas, y es el acelerar con el coche parado y freno de mano, forzando algo el conjunto de transmisiones y suspensiones, para ver que mantiene la compostura, sin crujidos, ni chasquidos. Con el punto muerto, si aceleramos fuerte, observar los humos del tubo de escape, que no sean muy negros (en los diesel) , ni muy densamente blanco (gasolinas), ni azulado (síntoma de que quema aceite). El olor de los humos, si llega en exceso al puesto de conducción, mal síntoma también. Una vez en marcha y con la temperatura de servicio correcta, conviene observar el manómetro de presión del cuadro de instrumentos, en el que al ralentí, deberá bajar la aguja (lo óptimo entre 1,5 y 2), y al acelerar debe subir hasta el tope. En carretera abierta, con sumo cuidado, ver si tira para algún lado en las rectas. Incluso frenando, debe seguir recto. Aunque también que no lo haga, puede deberse a algo tan simple como una incorrecta presión de algún neumático, por lo que se debe comprobar. De paso, ver el estado de las gomas, que no tengan un gasto desigual, y que sean la mismas en cada eje. A la vez, mirar las llantas o tapacubos, no estén muy dañadas, reflejando un mal cuidado del coche y abuso de subir bordillos por ejemplo.
Las suspensiones, destacaban ya en su época de ser algo blandas, ya que primaba el confort. De todas formas, se puede hacer la prueba de ir hundiendo cada esquina del coche, y que no haga más de una oscilación. En marcha, pues que no rebote demasiado, como cualquier coche actual.
En los familiares (de serie) y los 280 (opcional), la suspensión trasera puede ser neumática y autonivelante. Es importante comprobar su correcto funcionamiento, fácilmente perceptible por sus exagerados rebotes y rigidez, ya que su reparación es muy cara, hasta el punto de que algunos propietarios les instalaron el sistema convencional.

Respecto a los frenos, no suele haber problemas. Son firmes y precisos, con un tacto normal. Que no se oigan rozamientos al pisar el pedal, signo de desgaste excesivo de las pastillas, y que pueden dañar los discos. Vigilar la bomba de freno, puede empezar a rezumar y perder líquido en su unión con el servo creando así un reguero que levantará la pintura y acabará oxidando la carrocería, debido a las propiedades corrosivas del líquido del mismo. Si tiene ABS, opcional en los últimos años, se revalorizará el coche, por su eficacia, seguridad y escasez.

2º.2 Cambio de velocidades

Tema importante a lo que se refiere a la transmisión. Como hemos dicho, pueden ser manuales o automáticos. En los primeros, serán mayoritariamente de 4 velocidades. Si has localizado uno de 5, seguramente te lo harán pagar, ya que por su escasez, y el ahorro de combustible que aporta, es una opción muy interesante y buscada. En cualquiera de los dos, deben entrar las marchas con facilidad. Aunque tienen un tacto algo especial, son muy precisas, y no debieran dar problemas en este aspecto.
Un tema aparte, son los automáticos, que aunque muy robustos y fiables, si no ha llevado un mantenimiento correcto (cambio de aceite cada 45.000 km.) se puede resentir a la larga. Hubo dos sistemas principalmente, los primeros con modulador de presión de varillaje normal, y a partir del 79, gobernados por el sistema de vacío, que comanda también el cierre centralizado entre otras cosas. Este último, aunque más preciso y sensible, peca en que si hay alguna fuga en el circuito de vacío, no manda bien la información de la posición del acelerador, provocando incluso que no se pase de la segunda velocidad. Hay que detectar dicha fuga, en el que a veces se hace muy complicado y engorroso, aunque una vez localizado, no debiera ser muy cara su reparación. En cualquiera de los dos sistemas comentados, los cambios se han de producir con una suavidad extrema, sin tirones ni brusquedades, incluido la marcha atrás. En parado, e insertando una marcha, notaremos un leve empujoncito de cuando engancha la transmisión, incluso si soltamos el acelerador, ya empieza a rodar. Esto es normal y buen síntoma. En los gasolina, en llano, recordad que arranca en segunda velocidad. Una prueba interesante, es comprobar con la cala del aceite del cambio, el nivel que sea correcto (ni por encima ni por debajo de las muescas), y que mantenga un color rosado. Importante no detectar olor a quemado en dicho aceite. Insistimos en esto, ya que una avería en el cambio automático, es muy cara, y no abundan los especialistas que se atrevan a meter mano en ellas y dar garantías de fiabilidad.

2º.3 Estado de la carrocería

En aquellos años, las técnicas no eran tan avanzadas como ahora, y aunque los W123, tienen un buen acero y métodos anticorrosivos, los años, y como siempre, los cuidados que pudo tener no pasan en balde.
Para mirar su estado general, aunque de pintura esté impecable, habrá que tomar ciertas medidas. Cuidado con unidades venidas de Alemania (por la rematriculación se puede intuir), que en invierno para deshelar las carreteras echan sal y hacen verdaderos estragos en las carrocerías.


La proveniencia del W123, muchas veces influye en el estado de la carrocería.

Los puntos débiles en este sentido, y no siendo por este orden son:
- Fondo del maletero y vanos laterales, donde están los desagües, que si se taponan, o las gomas del maletero están cuarteadas, se acumula el agua. Levantar para ello, moquetas, plásticos laterales, e incluso la rueda de repuesto.
- Partes inferiores de las puertas. Conviene incluso levantar algo la goma, por si empezara el óxido a actuar.
- Parte inferior de las aletas delanteras detrás de las ruedas (donde salpica el agua al circular, y por tanto más expuesto al agua y/o sal)
- Travesaños inferiores de los laterales
- Puntos de anclaje del gato.
- Desagües del vano motor, donde se introducen las bisagras del capó. Se suelen taponar con restos de hojas y arenas y acumular agua.
- Soporte de la batería y alrededores.
- Debajo de las gomas de las lunas delantera y trasera. Cuando el óxido aparece en forma de burbuja en cualquier parte del contorno es conveniente revisar esa zona ya que el óxido viene de dentro a fuera. Un síntoma de que esté pasando agua para el interior.


Si es posible, poner el coche en un elevador, y mirar detenidamente los fondos.
(aprovecha para detectar posibles fugas del motor, circuito de frenos, grupo trasero, etc…)


Conviene revisar todos los puntos, por más reconditos que sean.

A parte del óxido, fijarse que no haya tenido un golpe fuerte el coche, que si no ha sido bien reparado, será fuente de problemas y desgaste prematuro de las ruedas. Para ello, comprobar que cierran bien todas las puertas, y no se vean desencajados, incluido capó y maletero (las líneas que sean siempre equidistantes), y en el vano motor, que las soldaduras y juntas visibles sean de fábrica (todas ellas iguales).

Si ha sido pintado recientemente, puede ser una ventaja siempre y cuando haya sido realizado correctamente y no oculte defectos, que no tenga chorretones, que no haya sido encintado y/o desmontado correctamente (gomas de cristales, manillas etc..)
Los que tienen techo solar, vigilar que no entre agua, o este “precintado”y que no estén atascados sus propios orificios de evacuación del agua, muy complicados de limpiar. Su funcionamiento, sea manual o automático, tiene que ser muy suave. Este es un elemento, en el que generalmente no se le daban los cuidados oportunos, y su reparación puede ser cara.
Otro punto importante, es observar el estado de las gomas, son elementos muy caros, y en el que muy pocas veces se les presta atención, teniendo la importante misión de preservar los interiores de agua y humedades. Una pista de sentido común nuevamente, es que si vemos que el coche al sol, se le empañan los cristales, es que le entra agua por algún lado, y convendrá averiguar el lugar defectuoso para subsanarlo.
No subestimar este apartado, por que si el óxido y la podredumbre es importante y afecta a partes estructurales de la carrocería puede hacer inviable la restauración.

2º.4 Interiores

El interior, suele ser al fin y al cabo, lo que más pistas nos pueda dar sobre su cuidado, ya que hay elementos que se desgastan, pero su sustitución se hace muy compleja y cara, por lo que no se suelen efectuar.
Un mal endémico de los Mercedes de esta época, es el salpicadero, en el que si no se ha tratado bien (expuestos al sol extremo en periodos muy largos) o se ha limpiado con productos de baja calidad, estos pierden su flexibilidad y mullido, y se agrietan de manera muy visible, desmereciendo todo el interior. Su arreglo, se hace caro y complicado, por lo que habría que contar con un pellizco más de desembolso económico para repararlo. Hay, no obstante, un remedio aceptable, que son unos cobertores de plástico que imitan la textura (aunque no el tacto) y que solo los muy observadores se darían cuenta de su colocación. Detalle curioso, es que los salpicaderos de color azul, se deterioran antes que los negros, por lo que es difícil, ver estos en buen estado.


Fijarse por supuesto en el desgaste del volante, y el pomo del cambio. Si se presentan muy nuevos, puede ocultar algo, ya que estas, sí son piezas de fácil sustitución, por lo que tendrá que tener un aspecto de similar desgaste a los pedales; donde rozan las llaves del encendido, o incluso los parasoles (que se mantengan firmemente replegados), tiradores de puertas, cenicero, conmutador de intermitentes, apoyacodos si lo tienen, etc….

Los asientos, son blandos por naturaleza, pero aún así, no deben presentar desequilibrios (según la envergadura de sus anteriores conductores, se rompen algunos muelles). Se puede comparar con el del pasajero, normalmente muchísimo menos desgastado, para comparar durezas.( Las tapicerías, ya lo hemos comentado en el apartado1º 3 Equipamiento). Su principal desgaste, es en el respaldo del conductor, en la parte inferior de lado de la puerta.
No viene de más, mirar los paneles de las puertas, y el tapizado del techo, aunque son partes que no suelen estar muy castigadas.


Comprobar también las cuatro ventanillas, que bajen sin oponer resistencia ni tengan demasiada holgura (sobretodo la del conductor).
Un fallo muy común en este modelo, es la regulación de la intensidad del alumbrado del cuadro de instrumentos mediante un reostato. No darle demasiada importancia, aunque si funciona bien es muy buen síntoma.

2º.4 Equipamiento especial

Ya dijimos más arriba que las opciones en los W123 eran muy ricas y variadas. Nombraremos las más importantes y las que puedan dar problemas a la hora de repararlos.
Quizá el Aire Acondicionado, sea de lo más valorado. Pues cuidado con este equipamiento. Es frecuente que nos digan que no enfría por que no tiene gas el circuito, y que con cargarlo ya se soluciona (60/ 90 €uros). El problema es que a veces, al cargarlo, ya se detecten fugas en dicho circuito, siendo cara su reparación, o que si son microfugas, solo nos funcionará un año correctamente, con el gasto consiguiente anual.
Pero lo peor en estos sistemas es que si se ha estado sin gas mucho tiempo o no se ha conectado durante años, el compresor del aire se agarrota, siendo necesario su reparación/sustitución y como no, muy cara cualquiera de las dos operaciones, desestimando muchas veces el arreglo, y no poder disfrutar de este interesante equipamiento, pero que si nos han hecho pagar. Así que, comprobar que funcione, y si no, regatear un descuento. Si tiene Climatizador (mismo procedimiento a revisar) tener en cuenta que con los años la centralita electrónica tiende a fallar, y su reparación, aunque posible, no es fácil, lo mismo que encontrar expertos en la materia, siendo más sencillo a veces recurrir al mercado americano, donde sí hay especialistas, pero claro está encareciendo la operación (adquirirla nueva, se descarta prácticamente, por su precio desorbitado).
El Tempomat o control de velocidad, lo mismo, ya que nos lo venden como equipamiento, comprobar su funcionamiento. Todos estos elementos electrónicos, son muy caros de sustituir, haciéndolo inviable, y muy difícil, de encontrar profesionales que se dediquen a esto.
Lo mejor, es normalmente, buscar piezas en los desguaces, pero como hemos dicho, cada vez escasean más.
Si tiene cierre centralizado, comprobar que funcionan todas las puertas, maletero, tapón de combustible y la regulación de los faros delanteros (sistema de vacío ya comentado).
Algo que se valora mucho para los entendidos, es si lleva radio y/o casette/CD original de la marca Becker , opción muy cara en su momento, y que incluso, hay un mercado paralelo de estos aparatos, que se cotizan muy alto, por lo que es un plus.
Luego hay detalles menores, como lunetas térmicas (las hay de dos tipos), elevalunas eléctricos, lavafaros…..en definitiva, que lo que tenga funcione lo más correctamente posible, ya que de lo contrario demuestra cierta desidia del propietario.


3º Documentación

En caso de dar el visto bueno, y realizar la compra, precisaremos de la siguiente documentación:
- Fotocopia de su DNI o tarjeta de residencia
- Recibos del impuesto de circulación (se recomienda los de los últimos 5 años)
- Ficha de la ITV en vigor (imprescindible)
- Permiso de circulación
- Contrato de compra-venta, todo ello debidamente cumplimentado y firmado

En caso de dudas, falta de tiempo, o poca soltura con el papeleo, se recomienda acudir a una gestoría.

4º Resumen

Si has sido capaz de leer todo el artículo, te damos sinceramente la enhorabuena, además, después de todo lo expuesto, me contradigo algo, lo que creo que debiera ser un dato a tener en cuenta. Y es que, siendo un coche destinado a proporcionar momentos de disfrute de una afición, (o sea, uso no continuo y/o segundo coche) lo que tendría que tener más peso a la hora de decidirnos por una unidad u otra, es que su estado general fuese lo más impecable posible dentro de nuestra orquilla de precios. Es decir, que a veces es preferible una unidad menos equipada o un motor menos apetecible según nuestros gustos, pero que su estado sea lo más perfecto posible.
Comentar, que todo depende también de lo manitas que sea uno (muchos prefieren un coche de coste menor, e ir haciéndole arreglos poco a poco, e incluso, restaurar unidades casi perdidas).
Lo que queremos mostrar con todas estas indicaciones, es que nuestro poder adquisitivo para adquirir una unidad, será lo que más influya, y que porque falle en algo, o en varias cosas de las comentadas, no hay que descartarlo, simplemente, hay que sumar el gasto necesario para repararlo al coste del coche y ver si nos compensa (de ahí, que indiquemos las reparaciones más caras) y cuidar que esas inversiones, no superen a unidades más enteras disponibles en el mercado.

Somos conscientes, de que será casi imposible hacer todas estas pruebas en un solo día, pero cada uno, tendrá en cuenta los aspectos que vea más importantes, o le irán viniendo a la memoria a medida que “estudia” el coche.

Una de las recomendaciones más importantes, es no tomar decisiones con prisas, que afortunadamente, W123 abundan por lo general a precios razonables. La clave, está en buscar, y comparar para tomar la mejor decisión con más probabilidades de éxito.

Como punto final, y si no somos expertos en la materia, siempre queda la posibilidad de llevar el coche a nuestro taller de confianza, en el que será una opinión más de peso, y que con cierta maquinaria, podrá comprobar elementos que a nosotros nos será imposible saber con precisión.

Un saludo, gracias, y mucha suerte.



Si crees que falta alguna recomendación, más, o ves algún error en el artículo, puedes ponerte en contacto con nosotros, y lo añadiremos/corregiremos en la mayor brevedad posible.
Última edición por Diethelm el Lun Sep 19, 2011 8:51 pm, editado 1 vez en total
Avatar de Usuario
Diethelm
Moderador
 
Mensajes: 3770
Registrado: Lun Nov 02, 2009 9:58 pm
Vehículo: W123 300 D - 1982 - Socio del W123 Club España desde el 2006
Número de Socio: 1
País donde Reside: España
Ciudad donde Reside: A Coruña

Re: Guía de compra

Notapor Tuturio » Jue Ene 14, 2010 10:37 pm

Si, y ademas bastante completa.

:brindis:
Avatar de Usuario
Tuturio
Moderador
 
Mensajes: 2457
Registrado: Mar Nov 03, 2009 12:22 pm
Vehículo: W123 - 230E de 1981
Número de Socio: 3
País donde Reside: España
Ciudad donde Reside: Salamanca

Re: Guía de compra

Notapor sirenaibg » Mar Feb 23, 2010 7:57 pm

Hola
Soy jaime de Barcelona y esto y interesado en comprar un w123
Sabes de algun sitio o de alguien en barcelona que venda uno?
Si es así agradezco desde ya tus comentarios

Sld2
Avatar aleatorio
sirenaibg
Principiante del foro
 
Mensajes: 1
Registrado: Mar Feb 23, 2010 7:47 pm
Número de Socio: 0
País donde Reside:
Ciudad donde Reside:

Re: Guía de compra

Notapor Chiquet » Lun Mar 15, 2010 8:34 pm

Hola si toda via no as encontrado tu W123 te ofresco el mio pues tengo una ocasion de compra por parte de un amigo mio de otro W 123 de la segunda serie del 1984 si estas interesado puedes llamarme tlf 615205529
Avatar aleatorio
Chiquet
Aprendiz del foro
Aprendiz del foro
 
Mensajes: 83
Registrado: Mar Mar 09, 2010 8:38 pm
Vehículo: Mercedes 300 D W123
Número de Socio: 0
País donde Reside:
Ciudad donde Reside:

Re: Guía de compra

Notapor kico » Mié Jun 15, 2011 12:11 am

madre mia despues de leer lodel enlace que me pusiste no se si lo kiero ya o pasar de todo y meterme en un 4 latas.este cocretamente tiene 1 picadura bajo la luna delantera,tuvo un golpe delantero nada serio y bien reparado,y golpe atras peor reparado.el motor babea algo de aceite(son 32 años)tapa balancines mas lo habitual.el coche esta matriculado en asturias de origen(no es importado)y los interiores son en azul y estan impecables(no fumador y todo en su sitio),direccion asistida,cirre centralizado y la alarma ke no funciona.itv al dia y no echa humos raros.
Avatar aleatorio
kico
Principiante del foro
 
Mensajes: 23
Registrado: Mié May 18, 2011 6:40 pm
Vehículo: w123 2.3e
Número de Socio: 0
País donde Reside:
Ciudad donde Reside:

Re: Guía de compra

Notapor Diethelm » Mié Jun 15, 2011 6:51 am

Kico, no te agobies. El texto hay que tomarlos con cierta prudencia.
Todo depende del precio de salida, y el estado en conjunto del coche. De todas formas, en caso de duda, lo mejor es compararlo con otras unidades que haya a la venta, y así poco a poco te vas haciendo una idea más clara y personal.

Un saludo y ánimo.
Avatar de Usuario
Diethelm
Moderador
 
Mensajes: 3770
Registrado: Lun Nov 02, 2009 9:58 pm
Vehículo: W123 300 D - 1982 - Socio del W123 Club España desde el 2006
Número de Socio: 1
País donde Reside: España
Ciudad donde Reside: A Coruña

Re: Guía de compra

Notapor toni123 » Lun Ene 09, 2012 12:09 am

Hola, quiero denunciar mi caso para evitar que a otras personas les pase lo que me pasó con un sinverguenza que publicó el siguiente anuncio en Segundamano:
MERCEDES BENZ 300 W123 1980 3000 EUROS
descripción
Buen estado, tapicería y pintura impecables, revisiones en casa oficial.
240.000Km. Unico dueño. Duerme en garaje, muy cuidado, mejor ver.

Tras ver el anuncio decidí llamar al tal Jesús, para interesarme por el estado real del vehículo, diciéndome este que el vehículo estaba impecable, que los kms eran reales y que no presentaba óxidos de ningún tipo. Le insistí particularmente sobre el estado de la carrocería, ya que tenía que recorrer más de 100 kilómetros para ver el coche, y si estaba podrido me ahorraría el viaje, insistiendo el vendedor en que se hallaba impecable de chapa y pintura. Quedamos esa misma tarde para ver el coche, y cuando lo ví me llevé una desagradable sorpresa. El coche estaba totalmente podrido, puertas, aletas, techo..., una ruina. El interior no presentaba demasiados desperfectos, pero es más que evidente por el desgaste de los elementos del interior (como pedales, cambio y volante), que el coche tenía más de medio millón de kilómetros. Aún así, cuando le dije que me sentía engañado, ya que el coche estaba totalmente podrido, tuvo la osadía de preguntarme donde estaba podrido, y presa de la ira abrí la puerta trasera izquierda del coche y arranqué un trozo de chapa podrida de los bajos para mostrarle lo realmente podrido e inservible que estaba. Espero que al menos esto sirva para que no les pase lo que a mí a otras personas. Imaginaros que en vez de recorrer cien kilómetros para ver el coche hubiesen sido más, a este desalmado le hubiese dado igual. Fue tal la ira que me provocó, que si no llega a marcharse sin decir ni mu, la cosa habría terminado mal.
Mi consejo, antes de desplazaros varios kms. para ver un coche, pedir fotos detalladas del coche, sobre todo de la parte inferior de las puertas, de las aletas, vano motor, fondo de maletero (sin rueda de repuesto), marco del parabrisas y luneta posterior, así como de los interiores, techo, parte superior e inferior del salpicadero (puede estar rajado), pedalier y palanca de cambios, volante y tapiceria. Si el coche está perfecto, el vendedor no tendrá inconveniente en hacerle unas cuantas fotos a su coche para venderlo, y si pone pegas, es probable que no esté tan bien como nos quiere hacer creer. Espero que os sirva y que no os pase lo que a mí, es muy desagradable tener que desplazarse tantos kilómetros esperando haber hallado el coche de tus sueños y encontrarte con una chatarrara inservible.
Saludos.
P.D. El coche en cuestión todavía se encuentra en el portal Segundamano, a la venta en la sección de coches clásicos, en la provincia de A Coruña. Lo denuncié y espero que lo retiren en breve.
Avatar aleatorio
toni123
Principiante del foro
 
Mensajes: 1
Registrado: Dom Ene 08, 2012 11:37 pm
Vehículo: mercedes 300d
Número de Socio: 0
País donde Reside:
Ciudad donde Reside:

Re: Guía de compra

Notapor manu » Mar Ene 10, 2012 11:33 am

toni123 escribió:Hola, quiero denunciar mi caso para evitar que a otras personas les pase lo que me pasó con un sinverguenza que publicó el siguiente anuncio en Segundamano:
MERCEDES BENZ 300 W123 1980 3000 EUROS
descripción
Buen estado, tapicería y pintura impecables, revisiones en casa oficial.
240.000Km. Unico dueño. Duerme en garaje, muy cuidado, mejor ver.

Tras ver el anuncio decidí llamar al tal Jesús, para interesarme por el estado real del vehículo, diciéndome este que el vehículo estaba impecable, que los kms eran reales y que no presentaba óxidos de ningún tipo. Le insistí particularmente sobre el estado de la carrocería, ya que tenía que recorrer más de 100 kilómetros para ver el coche, y si estaba podrido me ahorraría el viaje, insistiendo el vendedor en que se hallaba impecable de chapa y pintura. Quedamos esa misma tarde para ver el coche, y cuando lo ví me llevé una desagradable sorpresa. El coche estaba totalmente podrido, puertas, aletas, techo..., una ruina. El interior no presentaba demasiados desperfectos, pero es más que evidente por el desgaste de los elementos del interior (como pedales, cambio y volante), que el coche tenía más de medio millón de kilómetros. Aún así, cuando le dije que me sentía engañado, ya que el coche estaba totalmente podrido, tuvo la osadía de preguntarme donde estaba podrido, y presa de la ira abrí la puerta trasera izquierda del coche y arranqué un trozo de chapa podrida de los bajos para mostrarle lo realmente podrido e inservible que estaba. Espero que al menos esto sirva para que no les pase lo que a mí a otras personas. Imaginaros que en vez de recorrer cien kilómetros para ver el coche hubiesen sido más, a este desalmado le hubiese dado igual. Fue tal la ira que me provocó, que si no llega a marcharse sin decir ni mu, la cosa habría terminado mal.
Mi consejo, antes de desplazaros varios kms. para ver un coche, pedir fotos detalladas del coche, sobre todo de la parte inferior de las puertas, de las aletas, vano motor, fondo de maletero (sin rueda de repuesto), marco del parabrisas y luneta posterior, así como de los interiores, techo, parte superior e inferior del salpicadero (puede estar rajado), pedalier y palanca de cambios, volante y tapiceria. Si el coche está perfecto, el vendedor no tendrá inconveniente en hacerle unas cuantas fotos a su coche para venderlo, y si pone pegas, es probable que no esté tan bien como nos quiere hacer creer. Espero que os sirva y que no os pase lo que a mí, es muy desagradable tener que desplazarse tantos kilómetros esperando haber hallado el coche de tus sueños y encontrarte con una chatarrara inservible.
Saludos.
P.D. El coche en cuestión todavía se encuentra en el portal Segundamano, a la venta en la sección de coches clásicos, en la provincia de A Coruña. Lo denuncié y espero que lo retiren en breve.


Hola toni, siento mucho el mal trago que pasaste porque como sabemos no están los tiempos para hacer viajes en balde, agradecemos tu punto de vista y tus recomendaciones para que esto no vuelva a suceder.

La verdad es que no me explico como te han hecho ir a ver esa chatarra por asi llamarla cuando tu mismo habías insistido y hablado con la persona en cuestión propietaria del coche.

Un saludo y suerte con la busqueda
Avatar aleatorio
manu
Leyenda del foro
Leyenda del foro
 
Mensajes: 2763
Registrado: Lun Ene 11, 2010 10:41 am
Número de Socio: 28
País donde Reside: España
Ciudad donde Reside: Vigo

Re: Guía de compra

Notapor voyager1 » Mar Mar 18, 2014 7:26 pm

Diethelm escribió:Para los que busquen un W123 por primera vez, y no los conozcan demasiado, y se dejen aconsejar, ponemos aquí el enlace de una útil guía que orienta un poco de los puntos débiles así como de las distintas versiones, etc.......

http://www.mercedesw123club.com/utilida ... adecompra/

Un saludo, y suerte en la búsqueda :acute:

Mientras no funciona la web y falta de las fotos:

GUIA DE COMPRA DE UN MERCEDES W123
Delicada misión la de tener un sistema infalible para mirar un buen W123, o por lo menos, que se ajuste su precio con el estado real del coche. Desde aquí, intentaremos de todas formas, dar algunas pistas e indicios, aún a riesgo de que no se puede tomar al pie de la letra ni mucho menos, ni de haber una ciencia exacta ………….¿o si?.

EL W123, nacido en 1976, es un coche, que debido a su dureza, robustez y el respaldo de la marca de la estrella con su legendaria fama, lo hacen muy apetecible para tenerlo hoy día como un Clásico, y también para que muchos se inicien en esta apasionante afición, ya que resulta un vehículo muy agradecido, con un mantenimiento sencillo, y relativamente económico, comparado con los estándares de hoy en los coches actuales.

Otra ventaja que tienen, es que permanecen muchas unidades en uso y sus precios no son altos para su adquisición, aunque si que es verdad que en los últimos años, están escalando progresivamente, sobre todo en unidades en excelente estado. Respecto a las piezas, pues empiezan a escasear en los desguaces, aunque queda el consuelo de que las podremos conseguir en los concesionarios oficiales o algún mercado paralelo, pero eso si, a precio de Mercedes-Benz.
A destacar que empiezan haber W123 con catalogación de Vehículo Histórico (VH), proceso burocrático algo caro y bastante engorroso, pero que sin duda, revaloriza el coche considerablemente, y es que los años, juegan a favor en este aspecto.

Para desarrollar este tema, lo desglosaremos en varios apartados para facilitar su comprensión, y comenzaremos con el primer dilema, en el que será interesante conocer su variada gama (consultar los apartados de la web).


1º Cual se adapta mejor a nuestras necesidades

Para encontrar una unidad interesante, lo primero es saber que uso le daremos, ya que es un coche muy polivalente y como dijimos, permite incluso su uso diario. Según la cantidad de kilómetros que calculemos hacerle al año, puedes ser más interesantes unas u otras mecánicas, aunque siempre primará nuestros gustos, ya que no obstante, será primordialmente un “coche emocional”.


1º.1 Mecánicas
Cada mecánica tiene virtudes que se pueden adaptar mejor a nuestras preferencias y uso. En lo que muchos estamos de acuerdo es en que la más equilibrada e idónea para los W123 sean los 230 E (inyección) por su equilibrio prestaciones/consumo y mantenimiento simple. Los 280 E, también de inyección, destacan por sus altas prestaciones, aunque bastante glotón (de ahí que sea importante el uso que le daremos).
En esta mecánica, es frecuente detectar un pequeño brillo en la junta de culata, que no debe alarmarnos, aunque si demuestra que tiene sus kilómetros encima. En estas dos cilindradas citadas, también existen las alimentadas por carburador, que aunque para muchos es un aliciente, por sus peculiaridades, a otros les echa para atrás su difícil reglaje periódico para su óptima utilización. O sea, cuestión de gustos.
Tenemos luego los 200, que han sufrido un cambio de motor completamente nuevo a partir de 1980, con una potencia superior y menores consumos. Dejo para el final los 250, único motor que estrena el W123 en su presentación, pero de escasa difusión en España, ya que ha sido eclipsada por los dos motores de inyección anteriormente citados y es presentada, en las tablas de valoraciones, como la menos revalorizada.
Y como no, están los magníficos Diesel, gran parte culpables de su legendaria calidad, no en vano, no es un secreto que muchos motores han sobrepasado holgadamente el millón de km. El más apreciado, quizá sea el 300 D (5 cilindros), por sus dignas prestaciones, y sonido delicioso para los amantes del gasoil, aunque algo glotón, también, tal y como están los combustibles hoy en día (tendencia que se acentuará). Los más cotizados son de todas formas los escasísimos Turbo Diesel, que con sus 125 CV, andan con un brío sorprendente y consumos prácticamente similares. La pena es que en España hay pocas unidades con turbocompresor, y solo en carrocería Familiar, por lo que encontrar uno en buen estado, es una difícil tarea. Luego están los de origen americano con esta misma motorización (disponibles en las tres carrocerías) pero escasean todavía más. Los pocos que llegaron, están muy cotizados, y los que se encuentran al otro lado del charco, hay que adquirirlos un poco a ciegas, y subirle el transporte, más los aranceles. Por lo que salvo capricho muy fuerte, se desaconseja la compra si se busca rentabilidad. En el medio se encuentran los 240 D, muy fiables y duraderos, pero según en que situaciones, son algo perezosos. Por último, hay los 220 D (no llegan a las 60.000 unidades fabricadas) y los 200 D, que si su uso es para Clásico (paseos y concentraciones) son perfectamente válidos, con la misma calidad de construcción que sus hermanos.
Tener en cuenta, que por norma general, los motores de gasolina tienen muchos menos kilómetros, por lo que es más fácil que se encuentren en mejor estado global. No obsesionarse de todas formas con el kilometraje del cuadro, son fácilmente manipulables (a veces ni el propietario es conocedor real de los km. si no ha sido su primer dueño). Además, es más importante su cuidado y correcto mantenimiento en todos los años de uso, que la cifra que marque en el cuadro.
Conviene tener en cuenta el tema de la ITV, ya que si el coche es diesel, y es anterior al año 1980, estará exento de la prueba de humos (siendo más barato la revisión, según comunidades, y normativa vigente). Si es posterior, o gasolina, ya será una revisión normal.

1º.2 Carrocerías

Sobre las carrocerías, son 4 las disponibles de origen, siendo la más numerosa con ventaja los sedanes 4 puertas, y por tanto las más asequibles a igualdad de motorizaciones. Por el contrario, los más cotizados son los coupés, que por su estilo deportivo, es el más demandado, y los familiares, por ser algo escasos, y si es el mencionado Turbodiesel pues roza las valoraciones del coupé. En cuanto a los llamados “lang” son muy escasos en la península, además de una estética un poco discutible, pero precisamente, por ser una rareza, para muchos tiene un valor especial. Aunque para rareza tenemos los cabrios, basados en los coupés y construidos por carroceros de la época (Crayford, Bähr, los más conocidos…) y que se cuentan con los dedos de una mano los que hay en España.


1º.3 Equipamiento

Otra variable más de importancia en los W123, y en los Mercedes en general. De las tácticas de venta de las marcas alemanas en los 70 y 80, predominaban una muy buena calidad de materiales, pero muy pobres en equipamiento de serie. Ni Mercedes, con sus altos precios de base, no traían de serie elementos que otros fabricantes de coches más asequibles si incorporaban. Pero como sus potenciales clientes, eran de clase muy acomodada (sobre todo en España, que era un auténtico lujo tener un Mercedes), no escatimaban por lo general en equiparlos a su gusto, contando a veces con duplicar su precio base. En esa época, eran muy “famosas” las interminables listas de opciones de la marca, y es lo que hace, que sea prácticamente imposible encontrar dos unidades exactamente iguales.
Paleta de colores de carrocería muy variada; varios tipos de tapicería, que pueden ser, mixto, MB Tex, Velour, o cuero. Estas dos últimas, dos opciones muy caras en su momento, y por tanto valoradas hoy día. Eso si, tener especial cuidado con el Velour, ya que en caso de algún deterioro, es una tela muy difícil de encontrar. El cuero, por el contrario, tiene la ventaja, de que es más fácil reparar, o retapizar.
Hay que decir, que quizá, las opciones más valoradas en estos coches, sean el aire acondicionado o el climatizador (este más completo, pero también más delicado), así como el techo (manual o eléctrico), cambio automático y/o cambio de 5 velocidades (opción tardía en el mercado, pero muy interesante actualmente), así como el ABS. También con las nuevas normas de tráfico, resulta “casi obligatorio” los cinturones traseros, aunque son fácilmente incorporables, (si se encuentran) ya que todos traen los anclajes previstos para ello .
Hablando de “bricolaje”, se dan los casos, que muchos propietarios y aficionados a estos coches, ellos mismos los van enriqueciendo de equipamiento poco a poco, que si están hechos con gusto y piezas originales de la época, demuestra el cuidado con esmero que tuvieron estos coches con su último propietario, a la par de tener más equipamiento.

2º Puntos a revisar
Los Mercedes W123, son, en términos absolutos, coches de una grandísima calidad, en el que el fabricante puso todo su empeño en superarse a si mismo. Desde la chapa, hasta el último componente del interior, están construidos para durar muchos años. Al ser también un vehículo muy avanzado en cuanto a modo de construcción, es fácil guiarse por el “sentido común” para revisar ciertos puntos, igual que en coches mucho más modernos, casi actuales.
No obstante, después de 30 años que tienen algunas unidades, y de muchísimos kilómetros no pocos de ellos, se detectan algunos puntos débiles, que intentaremos destapar aquí, y que reflejan el uso y cuidado que pudo tener.

2º.1 Mecánica en general

Si no somos muy expertos en mecánica, tomaremos algunas medidas sencillas, que nos darán una idea básica del estado del motor. Lo primero, es echar un vistazo global al vano delantero y el motor. Observar que no tenga fugas, ni que rezuma aceite en exceso por las juntas, sea de la culata, como la bomba inyectora en los diesel, etc….

En los motores 280, como ya comentamos, si que se considera “normal” un pequeño brillo en la junta de culata, y es raro el motor en el que no se aprecie, por lo que no debiera este motivo echarnos para atrás en la posible compra. Si el motor estuviera muy limpio, o lavado recientemente, cuidado, que puede ocultar precisamente alguna fuga.
Procederemos a encender el motor. Este deberá ponerse en marcha sin titubeos, y no da buenos presagios si tarda en encender, aunque nos digan que es que lleva mucho tiempo parado o que la batería esta baja. Con el motor en marcha, este tendrá que sonar constante , y en los gasolina, muy finos. En los diesel, se admiten en frío alguna vibración, pero constantes, y tendiendo a la baja a medida que se va calentando, y observar el típico sonido diesel que no “castañee” excesivamente (síntoma de km.).
Un método muy frecuente es abrir (cerciorarse que está la temperatura del agua fría) el tapón del radiador y ver que no se formen burbujas en el líquido refrigerante. También se puede levantar unos centímetros la cala del aceite, y ver que no sople aire por ahí. Incluso el tapón del rellenado de aceite, si lo abrimos, no deberá soplar (algo de salpicaduras de aceite es normal, así que cuidado con mancharse o quemarse). Si “sopla”, por alguno de los puntos comentados, delatará falta de compresión de los cilindros o desgaste de válvulas o segmentos…… o sea, mucho kilometraje, o mal mantenimiento con el consiguiente consumo de aceite, o vida limitada. No está de más, con la cala, ver el nivel de llenado del aceite, y su color y densidad.
Es imprescindible, dar una pequeña vuelta con el coche, (asegurarse que tenga la documentación en regla, incluido el seguro) para ver si nos sentimos cómodos, o si ya conocemos el modelo, “ver y oír” que no haga extraños. Si lo conduce primero el propietario, fijarse sutilmente en su modo de conducir, aunque estos coches invitan a la conducción relajada, se pueden observar malos vicios, como abusar del embrague, frenos, o manejos extraños para ocultar algo. Cuando nos toque a nosotros conducirlo, podemos hacer las siguientes pruebas, y es el acelerar con el coche parado y freno de mano, forzando algo el conjunto de transmisiones y suspensiones, para ver que mantiene la compostura, sin crujidos, ni chasquidos. Con el punto muerto, si aceleramos fuerte, observar los humos del tubo de escape, que no sean muy negros (en los diesel) , ni muy densamente blanco (gasolinas), ni azulado (síntoma de que quema aceite). El olor de los humos, si llega en exceso al puesto de conducción, mal síntoma también. Una vez en marcha y con la temperatura de servicio correcta, conviene observar el manómetro de presión del cuadro de instrumentos, en el que al ralentí, deberá bajar la aguja (lo óptimo entre 1,5 y 2), y al acelerar debe subir hasta el tope. En carretera abierta, con sumo cuidado, ver si tira para algún lado en las rectas. Incluso frenando, debe seguir recto. Aunque también que no lo haga, puede deberse a algo tan simple como una incorrecta presión de algún neumático, por lo que se debe comprobar. De paso, ver el estado de las gomas, que no tengan un gasto desigual, y que sean la mismas en cada eje. A la vez, mirar las llantas o tapacubos, no estén muy dañadas, reflejando un mal cuidado del coche y abuso de subir bordillos por ejemplo.
Las suspensiones, destacaban ya en su época de ser algo blandas, ya que primaba el confort. De todas formas, se puede hacer la prueba de ir hundiendo cada esquina del coche, y que no haga más de una oscilación. En marcha, pues que no rebote demasiado, como cualquier coche actual.
En los familiares (de serie) y los 280 (opcional), la suspensión trasera puede ser neumática y autonivelante. Es importante comprobar su correcto funcionamiento, fácilmente perceptible por sus exagerados rebotes y rigidez, ya que su reparación es muy cara, hasta el punto de que algunos propietarios les instalaron el sistema convencional.

Respecto a los frenos, no suele haber problemas. Son firmes y precisos, con un tacto normal. Que no se oigan rozamientos al pisar el pedal, signo de desgaste excesivo de las pastillas, y que pueden dañar los discos. Vigilar la bomba de freno, puede empezar a rezumar y perder líquido en su unión con el servo creando así un reguero que levantará la pintura y acabará oxidando la carrocería, debido a las propiedades corrosivas del líquido del mismo. Si tiene ABS, opcional en los últimos años, se revalorizará el coche, por su eficacia, seguridad y escasez.

2º.2 Cambio de velocidades

Tema importante a lo que se refiere a la transmisión. Como hemos dicho, pueden ser manuales o automáticos. En los primeros, serán mayoritariamente de 4 velocidades. Si has localizado uno de 5, seguramente te lo harán pagar, ya que por su escasez, y el ahorro de combustible que aporta, es una opción muy interesante y buscada. En cualquiera de los dos, deben entrar las marchas con facilidad. Aunque tienen un tacto algo especial, son muy precisas, y no debieran dar problemas en este aspecto.
Un tema aparte, son los automáticos, que aunque muy robustos y fiables, si no ha llevado un mantenimiento correcto (cambio de aceite cada 45.000 km.) se puede resentir a la larga. Hubo dos sistemas principalmente, los primeros con modulador de presión de varillaje normal, y a partir del 79, gobernados por el sistema de vacío, que comanda también el cierre centralizado entre otras cosas. Este último, aunque más preciso y sensible, peca en que si hay alguna fuga en el circuito de vacío, no manda bien la información de la posición del acelerador, provocando incluso que no se pase de la segunda velocidad. Hay que detectar dicha fuga, en el que a veces se hace muy complicado y engorroso, aunque una vez localizado, no debiera ser muy cara su reparación. En cualquiera de los dos sistemas comentados, los cambios se han de producir con una suavidad extrema, sin tirones ni brusquedades, incluido la marcha atrás. En parado, e insertando una marcha, notaremos un leve empujoncito de cuando engancha la transmisión, incluso si soltamos el acelerador, ya empieza a rodar. Esto es normal y buen síntoma. En los gasolina, en llano, recordad que arranca en segunda velocidad. Una prueba interesante, es comprobar con la cala del aceite del cambio, el nivel que sea correcto (ni por encima ni por debajo de las muescas), y que mantenga un color rosado. Importante no detectar olor a quemado en dicho aceite. Insistimos en esto, ya que una avería en el cambio automático, es muy cara, y no abundan los especialistas que se atrevan a meter mano en ellas y dar garantías de fiabilidad.

2º.3 Estado de la carrocería

En aquellos años, las técnicas no eran tan avanzadas como ahora, y aunque los W123, tienen un buen acero y métodos anticorrosivos, los años, y como siempre, los cuidados que pudo tener no pasan en balde.
Para mirar su estado general, aunque de pintura esté impecable, habrá que tomar ciertas medidas. Cuidado con unidades venidas de Alemania (por la rematriculación se puede intuir), que en invierno para deshelar las carreteras echan sal y hacen verdaderos estragos en las carrocerías.


La proveniencia del W123, muchas veces influye en el estado de la carrocería.

Los puntos débiles en este sentido, y no siendo por este orden son:
- Fondo del maletero y vanos laterales, donde están los desagües, que si se taponan, o las gomas del maletero están cuarteadas, se acumula el agua. Levantar para ello, moquetas, plásticos laterales, e incluso la rueda de repuesto.
- Partes inferiores de las puertas. Conviene incluso levantar algo la goma, por si empezara el óxido a actuar.
- Parte inferior de las aletas delanteras detrás de las ruedas (donde salpica el agua al circular, y por tanto más expuesto al agua y/o sal)
- Travesaños inferiores de los laterales
- Puntos de anclaje del gato.
- Desagües del vano motor, donde se introducen las bisagras del capó. Se suelen taponar con restos de hojas y arenas y acumular agua.
- Soporte de la batería y alrededores.
- Debajo de las gomas de las lunas delantera y trasera. Cuando el óxido aparece en forma de burbuja en cualquier parte del contorno es conveniente revisar esa zona ya que el óxido viene de dentro a fuera. Un síntoma de que esté pasando agua para el interior.


Si es posible, poner el coche en un elevador, y mirar detenidamente los fondos.
(aprovecha para detectar posibles fugas del motor, circuito de frenos, grupo trasero, etc…)


Conviene revisar todos los puntos, por más reconditos que sean.

A parte del óxido, fijarse que no haya tenido un golpe fuerte el coche, que si no ha sido bien reparado, será fuente de problemas y desgaste prematuro de las ruedas. Para ello, comprobar que cierran bien todas las puertas, y no se vean desencajados, incluido capó y maletero (las líneas que sean siempre equidistantes), y en el vano motor, que las soldaduras y juntas visibles sean de fábrica (todas ellas iguales).

Si ha sido pintado recientemente, puede ser una ventaja siempre y cuando haya sido realizado correctamente y no oculte defectos, que no tenga chorretones, que no haya sido encintado y/o desmontado correctamente (gomas de cristales, manillas etc..)
Los que tienen techo solar, vigilar que no entre agua, o este “precintado”y que no estén atascados sus propios orificios de evacuación del agua, muy complicados de limpiar. Su funcionamiento, sea manual o automático, tiene que ser muy suave. Este es un elemento, en el que generalmente no se le daban los cuidados oportunos, y su reparación puede ser cara.
Otro punto importante, es observar el estado de las gomas, son elementos muy caros, y en el que muy pocas veces se les presta atención, teniendo la importante misión de preservar los interiores de agua y humedades. Una pista de sentido común nuevamente, es que si vemos que el coche al sol, se le empañan los cristales, es que le entra agua por algún lado, y convendrá averiguar el lugar defectuoso para subsanarlo.
No subestimar este apartado, por que si el óxido y la podredumbre es importante y afecta a partes estructurales de la carrocería puede hacer inviable la restauración.

2º.4 Interiores

El interior, suele ser al fin y al cabo, lo que más pistas nos pueda dar sobre su cuidado, ya que hay elementos que se desgastan, pero su sustitución se hace muy compleja y cara, por lo que no se suelen efectuar.
Un mal endémico de los Mercedes de esta época, es el salpicadero, en el que si no se ha tratado bien (expuestos al sol extremo en periodos muy largos) o se ha limpiado con productos de baja calidad, estos pierden su flexibilidad y mullido, y se agrietan de manera muy visible, desmereciendo todo el interior. Su arreglo, se hace caro y complicado, por lo que habría que contar con un pellizco más de desembolso económico para repararlo. Hay, no obstante, un remedio aceptable, que son unos cobertores de plástico que imitan la textura (aunque no el tacto) y que solo los muy observadores se darían cuenta de su colocación. Detalle curioso, es que los salpicaderos de color azul, se deterioran antes que los negros, por lo que es difícil, ver estos en buen estado.


Fijarse por supuesto en el desgaste del volante, y el pomo del cambio. Si se presentan muy nuevos, puede ocultar algo, ya que estas, sí son piezas de fácil sustitución, por lo que tendrá que tener un aspecto de similar desgaste a los pedales; donde rozan las llaves del encendido, o incluso los parasoles (que se mantengan firmemente replegados), tiradores de puertas, cenicero, conmutador de intermitentes, apoyacodos si lo tienen, etc….

Los asientos, son blandos por naturaleza, pero aún así, no deben presentar desequilibrios (según la envergadura de sus anteriores conductores, se rompen algunos muelles). Se puede comparar con el del pasajero, normalmente muchísimo menos desgastado, para comparar durezas.( Las tapicerías, ya lo hemos comentado en el apartado1º 3 Equipamiento). Su principal desgaste, es en el respaldo del conductor, en la parte inferior de lado de la puerta.
No viene de más, mirar los paneles de las puertas, y el tapizado del techo, aunque son partes que no suelen estar muy castigadas.


Comprobar también las cuatro ventanillas, que bajen sin oponer resistencia ni tengan demasiada holgura (sobretodo la del conductor).
Un fallo muy común en este modelo, es la regulación de la intensidad del alumbrado del cuadro de instrumentos mediante un reostato. No darle demasiada importancia, aunque si funciona bien es muy buen síntoma.

2º.4 Equipamiento especial

Ya dijimos más arriba que las opciones en los W123 eran muy ricas y variadas. Nombraremos las más importantes y las que puedan dar problemas a la hora de repararlos.
Quizá el Aire Acondicionado, sea de lo más valorado. Pues cuidado con este equipamiento. Es frecuente que nos digan que no enfría por que no tiene gas el circuito, y que con cargarlo ya se soluciona (60/ 90 €uros). El problema es que a veces, al cargarlo, ya se detecten fugas en dicho circuito, siendo cara su reparación, o que si son microfugas, solo nos funcionará un año correctamente, con el gasto consiguiente anual.
Pero lo peor en estos sistemas es que si se ha estado sin gas mucho tiempo o no se ha conectado durante años, el compresor del aire se agarrota, siendo necesario su reparación/sustitución y como no, muy cara cualquiera de las dos operaciones, desestimando muchas veces el arreglo, y no poder disfrutar de este interesante equipamiento, pero que si nos han hecho pagar. Así que, comprobar que funcione, y si no, regatear un descuento. Si tiene Climatizador (mismo procedimiento a revisar) tener en cuenta que con los años la centralita electrónica tiende a fallar, y su reparación, aunque posible, no es fácil, lo mismo que encontrar expertos en la materia, siendo más sencillo a veces recurrir al mercado americano, donde sí hay especialistas, pero claro está encareciendo la operación (adquirirla nueva, se descarta prácticamente, por su precio desorbitado).
El Tempomat o control de velocidad, lo mismo, ya que nos lo venden como equipamiento, comprobar su funcionamiento. Todos estos elementos electrónicos, son muy caros de sustituir, haciéndolo inviable, y muy difícil, de encontrar profesionales que se dediquen a esto.
Lo mejor, es normalmente, buscar piezas en los desguaces, pero como hemos dicho, cada vez escasean más.
Si tiene cierre centralizado, comprobar que funcionan todas las puertas, maletero, tapón de combustible y la regulación de los faros delanteros (sistema de vacío ya comentado).
Algo que se valora mucho para los entendidos, es si lleva radio y/o casette/CD original de la marca Becker , opción muy cara en su momento, y que incluso, hay un mercado paralelo de estos aparatos, que se cotizan muy alto, por lo que es un plus.
Luego hay detalles menores, como lunetas térmicas (las hay de dos tipos), elevalunas eléctricos, lavafaros…..en definitiva, que lo que tenga funcione lo más correctamente posible, ya que de lo contrario demuestra cierta desidia del propietario.


3º Documentación

En caso de dar el visto bueno, y realizar la compra, precisaremos de la siguiente documentación:
- Fotocopia de su DNI o tarjeta de residencia
- Recibos del impuesto de circulación (se recomienda los de los últimos 5 años)
- Ficha de la ITV en vigor (imprescindible)
- Permiso de circulación
- Contrato de compra-venta, todo ello debidamente cumplimentado y firmado

En caso de dudas, falta de tiempo, o poca soltura con el papeleo, se recomienda acudir a una gestoría.

4º Resumen

Si has sido capaz de leer todo el artículo, te damos sinceramente la enhorabuena, además, después de todo lo expuesto, me contradigo algo, lo que creo que debiera ser un dato a tener en cuenta. Y es que, siendo un coche destinado a proporcionar momentos de disfrute de una afición, (o sea, uso no continuo y/o segundo coche) lo que tendría que tener más peso a la hora de decidirnos por una unidad u otra, es que su estado general fuese lo más impecable posible dentro de nuestra orquilla de precios. Es decir, que a veces es preferible una unidad menos equipada o un motor menos apetecible según nuestros gustos, pero que su estado sea lo más perfecto posible.
Comentar, que todo depende también de lo manitas que sea uno (muchos prefieren un coche de coste menor, e ir haciéndole arreglos poco a poco, e incluso, restaurar unidades casi perdidas).
Lo que queremos mostrar con todas estas indicaciones, es que nuestro poder adquisitivo para adquirir una unidad, será lo que más influya, y que porque falle en algo, o en varias cosas de las comentadas, no hay que descartarlo, simplemente, hay que sumar el gasto necesario para repararlo al coste del coche y ver si nos compensa (de ahí, que indiquemos las reparaciones más caras) y cuidar que esas inversiones, no superen a unidades más enteras disponibles en el mercado.

Somos conscientes, de que será casi imposible hacer todas estas pruebas en un solo día, pero cada uno, tendrá en cuenta los aspectos que vea más importantes, o le irán viniendo a la memoria a medida que “estudia” el coche.

Una de las recomendaciones más importantes, es no tomar decisiones con prisas, que afortunadamente, W123 abundan por lo general a precios razonables. La clave, está en buscar, y comparar para tomar la mejor decisión con más probabilidades de éxito.

Como punto final, y si no somos expertos en la materia, siempre queda la posibilidad de llevar el coche a nuestro taller de confianza, en el que será una opinión más de peso, y que con cierta maquinaria, podrá comprobar elementos que a nosotros nos será imposible saber con precisión.

Un saludo, gracias, y mucha suerte.



Si crees que falta alguna recomendación, más, o ves algún error en el artículo, puedes ponerte en contacto con nosotros, y lo añadiremos/corregiremos en la mayor brevedad posible.




muy buena guia de compra

un saludo

carlos javier
Avatar aleatorio
voyager1
Profesional del Foro
Profesional del Foro
 
Mensajes: 1405
Registrado: Vie Mar 12, 2010 11:52 pm
Ubicación: madrid capital, España
Vehículo: mercedes W123.190 300 TD año 83, histórico gracias a todos vostros, que está en proceso de restauración
Número de Socio: 260
País donde Reside: España
Ciudad donde Reside: Madrid


Volver a Compra de Vehículos

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 3 invitados

cron